La subasta II

Por RedLips, el 05/07/2021

La subasta II

Después de enviar la prueba de que todo iba bien a mi novio, bebimos algo. Yo estaba exhausta pero aún quedaban unas horas para el amanecer, y por lo que habían pagado por mí iban a usarme hasta el último momento...

Habló al muchacho. Te has perdido como se tocaba delante de todos en la subasta. Hazlo para que lo vea el chico. Tenía el clítoris muy sensible, pero le hice caso. Hazlo igual, mira chico, le gusta que la miren a la zorrita. Vamos abre las piernas, enséñanos tu coñito, eso es así. Mete los deditos con una mano, así. Yo obedecía excitada sin pensar demasiado. Me corrí, claro que me corrí...

Vaya has conseguido empalmar al muchacho, ¿no te da vergüenza, pervertidora de niños?
Comenzó a azotarme suavemente las nalgas. Mira chico, esto también les gusta, sobre todo a las zorritas. Me cogió por detrás el pelo y me susurró al oído... aún nos queda un rato, tenemos que enseñarle muchas cosas a este chico, vamos a hacerlo un hombre... ven túmbate.

Ahora chico tienes que probar su culito. Te va a encantar, está más apretadido que los coñitos, y a ellas les gusta mucho, aunque digan que no, una vez que lo prueban no quieren otra cosa. Pero eso cuesta un poco más si quieres ser un caballero, y no hacerles demasiado daño, ¿verdad cariño? Aunque no te creas que les disgusta, no..

Asentí, estaba deseando que fuera él el que lo hiciera, pero había decidido que fuera el chico. Chupa sus pezones, baja, baja, vuelve a practicar lo que hiciste antes, eso es. Pero no tan rápido, así, más lento que se moje mucho, mira así. Separó al chico y noté su lengua experta y traviesa en mi coño, su saliva mezclada con mi flujo que chorreaba hasta mi espalda. Ahora mete los dedos en su culo, eso es suavecito, pero tampoco demasiada que a esta zorrita seguro que no es la primera vez que le meten una polla en el culo, ¿verdad nena? Vamos así poco a poco, mira sus pezones, eso es nena, me mordisqueó por el cuello mientras el chico me penetraba torpemente por el culo. Mira chico, ahora solo es cuestión de que la toques un poco así, ves, tienes dos manos, estira sus pezones, toca su clítoris, así, ahora la zorrita se correrá y tú también, eso es muchacho. 

Estaba desfallecida y quedaba menos tiempo para el amanecer del que imaginaba. Solo era una mercancía pero deseaba con toda mi alma que él me volviera a tocar. Bien chica, ahora el que está empalmado soy yo, así es que te voy a follar por el culo, pero voy a esperar un poco, me gusta que esté más apretadito el tema. Hace calor ¿no crees? pasó unos trozos de hielo por mi vientre, por mis pechos, metió alguno en mi coño y en mi culo que se convirtieron en agua rápidamente. Vaya, la señorita está bien caliente, sí señor. Dile a tu novio que estás bien, porque no querrás decirle que lo estás pasando bien, que lo estás pasando genial con dos tíos usándote, siendo muy pero que muy traviesa...

Sentí una punzada en el vientre, estaba disfrutando como una loca, con el siniestro que no sabía por dónde iba a salir. Mandé un Ok a mi chico, quedaba apenas una hora. El siniestro me agarró con fuerza. Ahora nena queremos un fin de fiesta digno de nosotros y de una mujer como tú. Vamos chico. Alguna vez te pasará que encuentres un tesorito como esta zorrita, y quieras también compartirla con un amigo, y puede que no haya mucho tiempo, así es que tendréis que follarla a la vez. Vamos nena, no me digas que es tu primera vez... Sonrío malévolamente, en mis ojos notó el miedo a lo desconocido, pero también notó mi excitación...

Mira chico, en un coño así bueno, como el de esta zorrita, cabrían perfectamente dos pollas. Primero nos la va a chupar un poco, eso es nena, eso disfruta de nosotros, hum. Ahora vamos, eso es así. Di un respingo, jamás me habían hecho algo así. Ves como te gusta cielo, me pellizcó un pezón con fuerza. Mira qué mojada está, seguro que alguna vez has soñado con esto, qué pena que tu chico no te haya dado el gusto de complacer tu fantasía. Eso es chico, dale bien a la zorrita. Ahora tú tócate nena, quiero otro orgasmo de recuerdo. Y como yo no he probado tu culo, ahora la voy a sacar pero tranquila que enseguida te la meto, que aquí el joven ya ha hecho el precalentamiento, ves chico, esta es la manera de follarse a una zorrita a la vez, y ahora ya cada uno a su rollo, tómate tu tiempo. Sin contemplaciones me enculó con fuerza. El chico aguantó menos, volvió a correrse con un gritito casi afeminado. Yo fui después, mientras su polla aún estaba dura y el siniestro golpeaba mi culo como un salvaje, hasta que se corrió soltando un grito rudo.

Y ahora chico una buena meada, es lo que nos falta para acabar. Sacó su polla de su culo y comenzó a mearme encima de las tetas. El chico hizo lo mismo. Luego las pusieron en la boca para que las limpiara. Así es pequeña. Lo has hecho muy bien. Vales hasta el último euro que he pagado por ti. Espero tener ocasión de volver a comprarte, aunque tengo la sensación de que me dejarías hacértelo gratis...

Me tiró el teléfono, dile a tu novio que venga a por ti, pero antes... Me metió los dedos en el coño, los sacó, los olió y se los llevo a la boca. Me quedé tumbada en la cama, exhausta, mojada, meada, y muy excitada. Íbamos a necesitar más dinero, seguro... y ya sabía quién quería que me comprara... Antes de llamar a mi novio, me masturbé con fuerza pensando en el siniestro.


0 Comentarios